Visor de contenido web

Identificación en animales de abasto

Sistema Integrado de Trazabilidad Animal (SITRAN)

Para poder garantizar la trazabilidad del ganado vivo, se hace necesario utilizar herramientas específicas. El Sistema Integral de Trazabilidad Animal, o SITRAN consiste en una base de datos heterogénea y distribuida que comunica los registros existentes en las diferentes comunidades autónomas con un registro centralizado, mediante mecanismos de intercambio de información desarrollados específicamente.

SITRAN se compone de tres módulos principales, que están interrelacionados entre sí:

  • REGA (Registro general de explotaciones ganaderas), que incluye los datos básicos de más de 700.000 explotaciones ubicadas en España, relativos a más de veinte especies diferentes de animales de producción. El Real Decreto 479/2004, de 26 de marzo, establece y regula el Registro.
  • REMO (Registro de movimientos de las especies de interés ganadero), que recoge información relativa a los movimientos de las diferentes especies (en el caso del bovino, de manera individual, en el resto de especies, por lotes). REMO está actualmente activo para los movimientos de bovino, porcino, ovino, caprino y aves de corral. A lo largo de 2010 se extenderá su funcionamiento al resto de especies.
  • RIIA (Registro de identificación individual de animales), en funcionamiento para las especies bovina, ovina, caprina y para équidos.

El Real Decreto 728/2007, de 13 de junio, establece y regula tanto REMO como RIIA.

SITRAN se nutre íntegramente de los datos suministrados por las aplicaciones de las Comunidades y Ciudades Autónomas, que a su vez proceden de los datos suministrados por los propios ganaderos (al gestionar altas, bajas, emisión de documentos de identificación, declaraciones de censo, etc) u obtenidos mediante el ejercicio de sus competencias (inspecciones, controles, emisión de documentos de movimiento, etc).

Registro de identificación animal (RIIA)

El Registro de Identificación Animal o RIIA es una base de datos informatizada que forma parte del Sistema de Trazabilidad Animal (SITRAN). En ella se encuentran registrados todos los animales identificados individualmente relacionándose directamente con la explotación en la que se encuentran y sus datos respectivos. De esta forma, se permite el acceso rápido a la información de interés y la localización de cada uno de los animales.

Los servicios centrales de la Consellería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo rural; son los encargados de actualizar la información de dicha base de datos y del control de la identificación de los animales conforme la legislación vigente.

La identificación de las especies de interés ganadero está regulada en la siguiente normativa:

  • Real Decreto 685/2013, de 16 de septiembre, por el que se establece un sistema de identificación y registro de los animales de las especies ovina y caprina

  • Real Decreto 1980/1998, de 18 de septiembre, por el que se establece un sistema de identificación y registro de animales de especie bovina

  • Real Decreto 676/2016, de 16 de diciembre, por el que se regula el sistema de identificación y registro de los animales de la especie equina

  • Real Decreto 205/1996 de 9 de febrero, por el que se establece un sistema de identificación y registro de los animales de las especies bovina, porcina, ovina y caprina

Planes de control de identificación y de registro de los animales de la especie: ovina, caprina, bovina, porcina y equina

Establecimiento de planes para el control de la identificación correcta y el registro de los animales de la especie: ovina, caprina, bovina, porcina y equina. La Consellería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio climático y Desarrollo Rural, es la encargada de verificar la correcta identificación de las diferentes especies animales de acuerdo a la normativa vigente. Se elaboran los manuales de procedimiento que se utilizan en las inspecciones de identificación y registro llevadas a cabo en las explotaciones ganaderas. Además, se encarga de revisar las actas de inspección y de realizar un control de calidad de las mismas "in situ". Por último, se elaboran informes anuales sobre las diferentes ejecuciones de los distintos planes llevados a cabo según la especie.