Visor de contenido web

Bienestar en animales de abasto

1. GRANJA

2. TRANSPORTE

3. MATANZA
 

 

1. GRANJA

  • Explotaciones ganaderas en general

  • Vacuno (Terneros)

  • Porcino

  • Aves

    • Gallinas ponedoras

    • Aves de carne (broiler)

  • Animales de peletería

 

Explotaciones ganaderas en general

El Real decreto 348/2000 de 10 de marzo (modificado por el Real Decreto 441/2001 del 27 de abril) -presionar aquí-, es la transposición al ordenamiento jurídico español de la Directiva 98/58/CE, que incluye los principios de provisión de estabulación, comida, agua y cuidados, acordes a las necesidades fisiológicas y  etológicas de los animales, de acuerdo con la experiencia adquirida y los conocimientos científicos. También incluye los requisitos que deben cumplir sus cuidadores.

Establece, entre otras cosas, la obligación de disponer de un libro de registro en la explotación en el que se anoten todos los tratamientos médicos realizados, así como el número de animales muertos descubiertos en las inspecciones, que se deben hacer regularmente. Dicho registro debe ser conservado durante 3 años como mínimo.

Esta norma no se aplica a los animales que viven en medio natural, a los destinados a participar en competiciones, exposiciones o actos o actividades culturales o deportivas, a los animales destinados la experimentación y a los animales invertebrados.

La Decisión 2000/50/CE de la Comisión (DO L 19) armoniza el formato, el contenido y la periodicidad de los informes que se deben remitir a la Comisión Europea de acuerdo con la Directiva 98/58/CE.

En ciertas especies ganaderas que no cuentan con normativa específica propia de bienestar animal, la normativa de ordenación sectorial establece algunos requisitos en materia de protección animal. Tal es el caso del Real decreto 804/2011 -presionar aquí-, del 10 de junio, por el que se regula la ordenación zootécnica, sanitaria y de bienestar animal de las explotaciones equinas y se establece el plan sanitario equino (BOE, nº 157, del 2 de julio), o el Real decreto 1221/2009, del 17 de julio -presionar aquí-, por el que se establecen normas básicas de ordenación de las explotaciones de ganado porcino extensivo y por el que se modifica el Real decreto 1547/2004, del 25 de junio -presionar aquí-, por el que se establecen las normas de ordenación de las explotaciones cunícolas (BOE nº 187, de 4 de agosto).

Vacuno (Terneros)

El Real Decreto 1047/1994 del 20 de mayo (BOE del 7 de julio), (modificado por el Real decreto 229/1998 y por el Real decreto 692/2010) -presionar aquí-, establece las normas mínimas específicas para la protección de los terneros en las explotaciones ganaderas. Esta norma establece los espacios mínimos en las explotaciones de terneros, las condiciones de cría de los mismos y los controles a realizar por los organismos competentes de las Comunidades Autónomas. Asimismo, establece que para ser importados en el territorio estatal, los animales procedentes de un país tercero se deberán acompañar de un certificado expedido por la autoridad competente de ese país que certifique que los mismos se beneficiaron de un trato, cuando menos, equivalente al concedido a los animales de origen comunitario.

Porcino

El 1 de enero de 2003 entró en vigor el Real decreto 1135/2002, del 31 de octubre (BOE 20 de noviembre) -presionar aquí-, relativo a las normas mínimas para la protección de los cerdos.

Esta normativa, que deroga el Real Decreto 1048/1994, del 20 de mayo, incorpora al ordenamiento jurídico español las Directivas 2001/88/CE y 2001/93/CE, que modifican la Directiva 91/630/CE. De esta normativa se pueden destacar varios puntos. Desde el punto de vista del manejo de animales, se establecen, entre otras cuestiones, la edad de destete, las condiciones para llevar a cabo mutilaciones, o las condiciones sobre el tipo de suelos utilizables; además, los animales deben tener acceso permanente a materiales para su manipulación. También se establece un nivel máximo de ruido y mínimo de luz. Por otra parte, es obligatorio que el personal encargado del cuidado de los animales reciba formación específica sobre bienestar animal.

  • Estrategia de prevención de la caudofagia
  • Castración porcina

Aves

  • Gallinas ponedoras

El Real Decreto 3/2002 del 11 de enero, por lo que se establecen las normas mínimas de protección de las gallinas ponedoras -presionar aquí- (BOE del 15 de enero de 2002) es la transposición de la Directiva 1999/74/CE. Esta norma modificó de manera progresiva y significativa, las condiciones de cría de estos animales. Prohibió las nuevas instalaciones de jaulas no acondicionadas a partir del 1 de enero de 2003, estableció condiciones más exigentes para los sistemas alternativos de cría desde el 1 de enero de 2002 en las explotaciones de nueva creación. Además, desde el 1 de enero de 2007 es obligatorio que todas las explotaciones de cría mediante sistemas alternativos se adapten al citado Real decreto. Para finalizar, a partir del 1 de enero de 2012 se prohibió el uso de jaulas no acondicionadas.

  • Aves de carne (broiler)

El Real decreto 692/2010, del 20 de mayo, establece las normas mínimas para la protección de los pollos destinados a la producción de carne y modifica el Real decreto 1047/1994, del 20 de mayo, relativo a las normas mínimas para la protección de los terneros -presionar aquí- (BOE del 3 junio de 2010). Incorpora al derecho español la Directiva 2007/43/CE, del Consejo, del 28 de junio de 2007. En este texto se establece entre otros requisitos una densidad máxima de población, en una explotación o en un gallinero de una explotación, de 33 kilos de peso vivo por metro cuadrado de zona utilizable, densidad que puede llegar a los 39-42 kilos cuando se cumplan los criterios que establece el Real decreto.

En el Real decreto 1084/2005 -presionar aquí-, del 16 de septiembre, modificado por el RD 692/2010, de ordenación de la avicultura de carne se regulan algunos aspectos de bienestar animal.

Las condiciones para la producción de otras aves, vienen fijadas por las recomendaciones del Consejo de Europa adoptadas por el Comité Permanente el 22 de Junio de 1999.

En cuanto al bienestar de los patos y gansos criados para la producción de foie- gras, se puede consultar la recomendación relativa a los patos criollos o de berbería (cairina moschata) y los híbridos de patos criollos y de patos domésticos (anas platyrhynchos) adoptada por el Comité Permanente el 22 de junio de 1999 -presionar aquí-.

Animales de peletería

Las normas que regulan el bienestar de los animales criados para peletería son las generales descritas en el Real decreto 348/2000, del 10 de marzo, relativo a la protección de los animales en las explotaciones ganaderas -presionar aquí-.

El Reglamento (CE) 1099/2009, del 24 de noviembre, de protección de los animales en el momento de la matanza -presionar aquí-, establece requisitos específicos para los sacrificios de los animales de peletería.

Existe también una recomendación relativa a los animales para peletería, adoptada por el Comité Permanente el 22 de junio de 1999 -presionar aquí-.
 

2. TRANSPORTE

La normativa básica en esta materia es el Reglamento (CE) nº 1/2005, del Consejo, del 22 de diciembre de 2004, relativo a la protección de los animales durante lo transporte y las operaciones conexas y por lo que se modifican las Directivas 64/432/CEE y 93/119/CE y el Reglamento (CE) nº 1255/97 del 22 de diciembre) -presionar aquí-.

Esta norma está complementada por el Real decreto 542/2016, del 25 de noviembre, sobre normas de sanidad y protección animal durante lo transporte -presionar aquí-. Este Real decreto deroga al RD 751/2006, desarrolla el artículo 47 de la Ley 8/2003, de Sanidad Animal, y el relativo al registro de transportistas y medios de transporte previsto en el Reglamento (CE) nº 1/2005. Por ello, se creó una base de datos informatizada denominada SIRENTRA. Se trata de un registro de los transportistas y vehículos que están autorizados para el transporte de animales vivos, de tal forma que se pueda asegurar un control sobre el bienestar de los animales durante el mismo.

Algunos puntos a destacar de esta normativa en relación el bienestar animal son:

  • Se definen los deberes del transportista (incluyendo la responsabilidad de que los animales incluidos en el transporte sean aptos para realizarlo), se regulan las autorizaciones de transportistas y de los contedores y medios de transporte.

  • Se especifica la documentación obligatoria que debe acompañar el movimiento de animales (incluyendo el certificado de competencia en bienestar animal en el transporte).

  • Se recoge la formación en bienestar animal necesaria para el transporte.

La Decisión 2001/298/CE modifica los modelos de certificado que deben acompañar a los animales para asegurar que en el momento de la inspección se encontraban en condiciones de hacer el viaje.

Las paradas obligatorias que deben realizar los transportes de animales cuando superen una determinada cantidad de horas (fijada en el Reglamento (CE) nº 1/2005, para cada especie) se deben realizar en los lugares autorizados al efecto por la autoridad competente, ya no se denominan puntos de parada sino puestos de control. Las características de estos puestos de control vienen fijadas en el Reglamento (CE) nº 1255/97 del Consejo del 25 de junio de 1997 -presionar aquí- sobre criterios comunitarios que deben cumplir los puntos de parada y en el que se adapta el plan de viaje mencionado en el Anexo de la Directiva 91/628/CEE, (modificado por el Reglamento (CE) nº 1040/2003 del Consejo del 11 de junio de 2003 -presionar aquí- y por el Reglamento (CE) nº 1/2005).

El listado de puntos de parada autorizados en la Unión Europea se actualiza periódicamente y se puede consultar en el siguiente enlace:

https://ec.europa.eu/food/sites/food/files/animals/docs/aw_list_of_approved_control_posts.pdf

Para obtener información adicional sobre las condiciones de viaje de los animales por vía aérea, se puede consultar las normas de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional ( IATA) relativas a los animales vivos (en inglés).

http://www.iata.org/whatwedo/cargo/live-animals/Documents/animalschecklist-en.pdf

El pago de las restituciones a la exportación de animales vivos en el sector vacuno está ligado al cumplimiento de la normativa sobre bienestar animal durante lo transporte. Este aspecto viene organizado por el Reglamento (UE) nº 817/2010 de la Comisión, del 16 de septiembre -presionar aquí.
 

3. EN LA MATANZA

La normativa vigente en materia de protección de los animales durante su sacrificio tiene por objeto adoptar normas mínimas para garantizar que se evite cualquier dolor o sufrimiento innecesario, y asegurar al tiempo el desarrollo racional de la producción y la realización del mercado interior de animales y productos animales, evitando posibles  distorsiones a la competencia.

El Reglamento (CE) 1099/2009, de 24 de septiembre, de protección de los animales en el momento de la matanza -presionar aquí-, regula los requisitos generales de la matanza y las operación  conexas a esta, los requisitos adicionales aplicables a los mataderos y las condiciones de vacío sanitario y matanza de emergencia.

Esta norma no es aplicable a los experimentos científicos (que tienen su propia normativa), a los animales a los que se dé muerte en manifestaciones culturales y deportivas, a la caza y pesca recreativa y a las aves de corral, los conejos y las liebres sacrificados por su dueño fuera de un matadero para su consumo doméstico privado.

Los planes de control que se realizan relacionados con el Bienestar Animal son:

Plan de control oficial de Bienestar Animal en explotaciones ganaderas y medios de transporte

En la actualidad, se demandan productos no sólo de buena calidad, sino que cumplan con unas buenas condiciones de bienestar animal en toda la cadena alimentaria. Por este motivo se establece un plan de control oficial de Bienestar Animal en las explotaciones ganaderas y los medios de transporte con el fin de verificar el cumplimiento de la normativa relativa a éstos. Se elaboran manuales de procedimiento para su control e inspecciones de bienestar tanto en las explotaciones como en los medios de transporte. Además se revisan las actas de inspección y se realizan controles de calidad "in situ" para verificar un correcto funcionamiento. Toda la información se recoge en informes anuales sobre la ejecución de los diferentes planes de control.

Plan de control del Bienestar Animal en el sacrificio

La matanza puede provocar dolor, angustia, miedo u otras formas de sufrimiento a los animales, incluso en las mejores condiciones técnicas disponibles. Para reducir al mínimo el dolor y la angustia es necesario el establecimiento de unos criterios y requisitos específicos.

Además, la protección de los animales en el momento del sacrificio o la matanza específicamente, es una cuestión de interés público que influye en la actitud de los consumidores frente a los productos agrícolas. Por otro lado, la mejora de la protección de los animales en el momento del sacrificio contribuye a mejorar la calidad de la carne y tiene un efecto positivo indirecto en la seguridad laboral en los mataderos.